martes, julio 20, 2010

Inception ("El Origen"): reseña / crítica

Los sueños son un mundo aparte que no todos deberían atreverse a explorar, porque siempre hay muchos riesgos. Sin embargo, Christopher Nolan (The Dark Night, Batman Begins, Memento) se atrevió mediante una mezcla muy afortunada y, sin duda, inteligente en Inception (“El Origen”).
Inteligente, porque la trama es acertada y profunda. Afortunada, porque nunca deja de ser un "blockbuster" hollywoodense enfocado a las masas, pero su gran mezcla de la vieja fórmula de película de acción con temáticas profundas es algo que muy pocos podrán (o querrán) explorar, ver más allá de lo evidente para meterse en las profundidades de Inception. Algo que me recuerda mucho los distintos niveles de interpretación y de disfrute de Evangelion. Niveles que también vemos, desde otro punto de vista, en los sueños, mismos que son el tema de esta cinta.

En ella, Leonardo DiCaprio (Cobb) es un ladrón encargado de penetrar en el subconsciente de las personas en el momento en que su mente es más vulnerable: el sueño profundo. Sus habilidades le permiten entrar en la mente de las personas y robar información valiosa en un mundo en el que el espionaje ha avanzado a niveles extraordinarios. Es una realidad donde el mayor peligro no son las bombas, sino lo que pasa en nuestra mente: las ideas, mismas que se pueden expandir en la mente como un virus letal que modifica nuestras acciones y decisiones de forma inconsciente.
Las peligrosas actividades de Cobb le han puesto en la mira de muchas personas, por lo que es un fugitivo con el tiempo contado. Sin embargo, un último trabajo podría absolverlo. La tarea no es nada sencilla, de hecho, en teoría es imposible: alguien le pide que haga el proceso contrario, que implante una idea en vez de robarla. Si lo logra, ese alguien hará una llamada que le permitirá a Cobb reencontrarse con su familia y vivir en libertad. Pero esta tarea se complica cuando Cobb es perseguido de nuevo por alguien o algo que sabe cada uno de sus movimientos y pone en peligro su consciencia y su realidad… incluso dentro de los sueños.

Inception es muy probablemente el “blockbuster” perfecto por varias razones que explicaré.
Primero porque su temática es muy arriesgada (los sueños y el subconsciente), pero Nolan la trata de una forma creíble, con un planteamiento claro, reglas explícitas, guión acertado y dirección ejemplar.

Esto es destacable porque el tema se presta no sólo a ambigüedades, sino a caer en lo pretencioso. Es cierto que una película así tiene una gran dosis de pretención, pero esto es normal dada la temática. Sin embargo, Nolan no exagera ni va más allá, permitiéndote disfrutar la cinta sin decir “está muy jalada”. El director tiene mucha consciencia de lo que es la ciencia ficción, y de cómo una buena película de este género debe estar sustentada en mucha ciencia para que tú como espectador te creas la ficción. Es evidente que Nolan investigó muy bien antes de escribir su cinta y fundamentó muy afortunadamente sus pretensiones con ella.

Por ello Inception gustará a las masas: su trama es inteligente pero lo suficientemente aterrizada como para ponerte a pensar sin divagar demasiado. Los elementos que el director y guionista te da son suficientes para ponerte a usar tus neuronas pero sin frustrarte por no encontrar una “respuesta”. Es un ambiente controlado al que nos sumerge el director, muy ad hoc con la temática de la cinta, por cierto (ya que él logra lo que Cobb busca: implantar una idea y hacer que nos la creamos). Los elementos son claros como para hacerte producir tus propias teorías pero no va más allá ni divaga, es coherente con las reglas de su universo.
Por otro lado, el elenco y la forma en la que se nos es presentado siguen una fórmula que no puede fallar. ¿Viste Ocean’s Eleven? Inception se parece mucho a ella pero en el buen sentido: nos presenta a un elenco de “héroes”, cada uno con una función y personalidad específicas, con los que nos encariñamos y descubrimos sus motivaciones. DiCaprio es el líder de este elenco que brilla por sí mismo, aunque sin desdibujar el protagonismo del primero. Dicho "cast" tiene un objetivo en común que debe alcanzar bajo presión de tiempo, por lo que vemos las acciones de cada uno y la importancia que tienen para el todo, aumentando la tensión a cada segundo y sumergiéndonos en un thriller muy efectivo.

Dado que la trama se desarrolla en diferentes “sueños” o etapas que ocurren una al mismo tiempo que la otra, vemos versatilidad en las actuaciones y diferentes roles, así como escenarios y ambientes diversos. Un acierto muy afortunado sin duda alguna, pues Nolan logra emocionarnos y mantenernos siempre alertas, algo conscientemente hecho para agradar a las masas.
Sinceramente, esperaba mucho más espectacularidad en los efectos especiales; sin embargo, al ver la película como un todo, me pude dar cuenta de que éstos son adecuados, incluso podríamos decir que son “sobrios” si tomamos en consideración que ésta es una película que explora el subconsciente y los sueños de las personas. En otras palabras, los efectos especiales no son un estorbo ni desdibujan el objetivo primordial de la trama; son un elemento que ayuda mucho al guión y van en concordancia perfecta con el ritmo de la cinta. La complementan, sin ser el eje de atención como pasa en otros casos.

En cuanto a la trama, bueno, sé que habrá muchas teorías e interpretaciones sobre ella, y sobretodo sobre el intrigante final (tan intrigante como todo el resto de la cinta, muy al estilo de Blade Runner, si viste ambas cintas verás por qué). Aquí no me meteré al análisis porque sería muy largo y, a fin de cuentas, es muy personal (y además habría muchos spoilers). Sin embargo, lo que sí voy a destacar es que, a pesar de que Nolan aplica una fórmula vieja para agradar a las masas, logra lo que ningún otro “blockbuster” hollywoodense hará en este verano: hacer pensar al auditorio. Proeza que, según yo recuerdo, no ha logrado hacer ningún otro director con ningún otro “blockbuster” en los últimos años.
El manejo de los sueños es complejo, como ya lo mencioné, pero dado que Nolan nos dice las reglas del juego de una forma tan clara, es muy fácil que nos dejemos llevar por lo que nos plantea. Sin embargo, no nos deja las cosas tan fáciles y tenemos que ir hilando las pistas que nos da para entender realmente qué es lo que está pasando. Empero, este proceso no es nada complicado, denso ni pretencioso como otras películas con otros directores. Sin ser superficial o banal, el tema es tratado bien, a un nivel entendible para la mayoría de las personas. En lo personal, busco las películas complejas que NO sean entendibles para la mayoría, pero Inception me gustó porque es una película cercana a las masas sin ser estúpida.

Lo que hace más cercana la trama a las personas es que todos hemos soñado alguna vez. Algunos recuerdan lo que sueñan, otros no. Algunos viven en sus sueños, otros viven a través de sus sueños, otros matan sus sueños, quisieran matar lo que ven en ellos o rescatar lo que ven en ellos. Todos hemos soñado y todos nos hemos quedado perplejos ante algún sueño particular que no entendemos pero, por alguna extraña razón, sabemos que es importante para nosotros. Todos queremos saber qué significan los sueños. Todos tenemos curiosidad por ellos y ése es el gancho perfecto que Nolan está empleando para hacer de Inception un éxito.

¿Vas a tener que volver a verla para entender del todo las reglas del juego? Sí, pero la experiencia de volver a verla no será una tortura ni algo de flojera o inútil porque hay muchos detalles que segurito se te van a ir vivos la primera vez que la veas.  Así que vale mucho la pena verla de nuevo y a lo mejor así interpretas más claramente el final. Y dije “interpretar”, no “entender”, porque éste es uno de esos productos mediáticos que más vale interpretar que entender. Es mejor el viaje que el destino final, sin duda. Deja que tus neuronas trabajen, déjate llevar y disfruta de una de las mejores cintas de este siglo.
(Si alguien quiere poner aquí sus interpretaciones de la película, o sus teorías sobre los sueños o sus simples opiniones, son muy bienvenidos a hacerlo).

12 comentarios:

Anónimo dijo...

siempre no la estrenaron o_O revise la pagina de cinemex y cinepolis y nada.. chia

Anónimo dijo...

Inception es un abanico de posibilidades...no solo es un viaje lleno de adrenalida y emoción...es a la vez, la maravillosa historia del poder del amor, de las pesadas culpas del pasado, la esperanza de un cambio...Inception es para nosotros lo que Blade Runner o Odisea en el espacio fueron ahce decadas....

Anónimo dijo...

Poner a pensar? en qué? es un bodrio hollywoodense más, con el leonardito di caprio como atracción principal y las clásicas y aburridas "misiones" del cine hollywoodense chafa.

Anónimo dijo...

No se estreno en cinemex y cinepolis, porque no llegaron a un acuerdo economico con los estudios, donde vivo hay un cine que se llama cinemashenry y ahi si se estreno el pasado viernes 23

Anónimo dijo...

Pfff...éste de arriba da risa. Sí,el nena de Di Caprio durante gran parte de lo que lleva su carrera acarreó una faceta no muy gratuita de niño bonito y hueco, sin embargo los últimos años y en cintas que van desde la irregular Catch me if you can hasta la reciente Shutter Island, ha demostrado que sin llegar a ser la gran revelación holliwoodense,que puede imprimir la suficiente veracidad y fuerza a sus caracterizaciones. Por lo demás, ésta es, por lejos, la pelicula del año. Nolan se ha superado a si mismo y nos sumerge con entusiasmo e inteligencia en un espacio onirico alejado de cualquier pretencioso surrealismo trasnochado. Inception ya es, muy probablemente y en la linea del mejor Kubrick y el mejor Ridley Scott,una joya invaluable de la CF y del buen cine comercial.

Hikaru on 11:07 p.m. dijo...

En algun momento de la pelicula, me recordo mucho a Matrix. No se si fuese por el hotel o como hiban vestidos o por como entraban al otro mundo...

Gracias por la reseña.

Anónimo dijo...

Nunca me había aburrido con una película de acción, esta lo logró. Por ahí Anónimo la compara impulsivamente con dos joyas de la cinematografía, pero el tiempo la pondrá en su ínfimo lugar. Nolan es bueno, pero aquí simplemente diseñó un fenómeno taquillero más.

Anónimo dijo...

Muy buena tu critica, para mi, El Origen es una de las mejores peliculas que he visto. Siempre me mantuvo al borde del asiento, las escenas de acción son bien efectuadas (sin marear, ni abusar de los efectos), el guión impecable, la trama o el desarrollo pueden confundir a mas de uno; pero le entendi, en la primera vez. El final te deja en suspenso (dejando al espectador con la duda), pero aunque la veas mas veces siempre parecera la primera.
Sin duda la veria mas de una vez.
9.8/10

Anónimo dijo...

Tengo que felicitar a Anónimo por haberla entendido en la primera vez, deberá ser un verdadero portento del razonamiento.
La verdad esque no se necesita ser nisiquiera inteligente para entender esta cinta en la primera vez,Nolan nos las pone facilita, basta con seguir la trama y dejarse llevar.Me pareció una excelente película por todas los puntos que tú comentaste;Y obviando lo ya mencionado, acerca de la trama, la estructura narrativa,los efectos especiales las actuaciones y la dirección,todo excelente,(aunque yo le hubiera inventado otro nombre al concepto de "Limbo" porque eso si se me hizo muy mamón) Lo que no podía dejar de pensar en todo momento mientras veía esta película, era en la suerte de los que tienen la oportunidad de expresar y revelar sus emociones, reflexiones y concepciones más profundas y piratas, y todavía hacer que millones de personas pagen para verla y se peleen por los asientos de arriba. No cuaquiera se arriesga a dejarse llevar así por su libertad creativa, y/o más bien, a no cualquiera dejan hacer tal cosa, y con más razón tratándose de un director de cierta reputación. Y después de eso salir no sólo ileso sino victorioso y elogiado en el intento, por toda audiencia tanto taquillera como por la más exigente. por esa razón esta película y este director se merecen mis respetos más sinceros.

Tausbita on 9:54 p.m. dijo...

Más que extraordinaria es inquietante. Logra entretener y poner a pensar sobre el poder de virus de una idea en nuestro cerebro. El sueño y el soñar son los principales mecanismos que mueven la trama. Me siento como en casa, es decir, en Calderón de la Barca y "La vida es sueño". Y ahí está Borges con su personaje que se descubre soñado al final de "Las ruinas circulares" y el personaje al que se le da el don de un ínfimo y infinito instante para que realice sus sueños, antes de morir; y está "El Aleph", incluso. Es un filme que se queda en la mente y nos habita por el poder de sus ideas, de su realización

Anónimo dijo...

saben como calculaban el tiempo q tenian en cada nivel d sueño?

Anónimo dijo...

mis respetos para esa película.Es la mejor que e visto sin duda.Esta película esta increíble.Especial como pueden controlar el tiempo con cada sueño.wau

Publicar un comentario

Recibe Psicodiarrea en tu mail